Situación y usos en España

  • Desde hace ya un siglo se utiliza el agua como recurso para generar electricidad. La energía hidráulica es una energía de gran tradición en España, llegando a ser la segunda hacia 1960. En 2004, la Unión Europea contaba con unas 16.8000 plantas minihidráulicas, con una capacidad instalada total de 11GW, de los cuales el 16% correspondía a España. Esto hace que la tecnología esté muy avanzada y que el sistema de generación de electricidad y la red de suministro eléctrico estén muy consolidados.
  • España establece para 2010, cuando finaliza el actual Plan de Energías Renovables, un aumento de la potencia suministrada por centrales hidroeléctricas, especialmente para las de menor potencia (450 MW para centrales menores de 10 MW).

El agua como recurso energético

  • Los cursos de agua de menor categoría ofrecen una posibilidad de crecimiento para el sector hidroeléctrico, con la instalación de minicentrales, ya que los ríos grandes están explotados al máximo.
  • Las centrales hidroeléctricas pequeñas o minicentrales son aquellas con una capacidad de generación de energía de hasta 10 MW. Muy pocas de estas instalaciones cuentan con infraestructuras para represar el agua ya que normalmente las instalaciones se sitúan en corrientes de agua, como ríos, canales y arroyos, no siendo necesario cambiar cursos fluviales.
  • La tecnología hidroeléctrica es la de mayor peso entre las renovables para la generación de energía (17%), pero la minihidráulica, tiene una contribución similar al resto de renovables (1-2%). De aquí que el mayor potencial se encuentre en nuevas minicentrales y en la mejora de las instalaciones ya existentes, modernizándolas y actualizándolas para conseguir un mejor rendimiento y un potencial adicional.
  • El aprovechamiento hidroeléctrico es posible en cursos de agua de características muy diversas. No siempre es necesaria la construcción de grandes presas y pantanos en ríos de gran caudal.

Por qué usar el agua como fuente de energía

  • Las minicentrales permiten la obtención de energía de pequeñas corrientes de agua para poblaciones alejadas de la red eléctrica, como en zonas rurales.
  • El uso del agua que implica es no consuntivo, es decir, el agua que se ha utilizado para obtener energía eléctrica, una vez devuelta a su cauce, se puede emplear para otros usos.
  • La energía hidráulica puede ser utilizada como un método para almacenar el exceso producido por otras energías mediante un sistema de bombeo. Un ejemplo es el sistema combinado de eólica e hidráulica (“central hidroeólica”) que se planea instalar en la isla de El Hierro. Los excedentes de energía del parque eólico se utilizan para bombear agua a un depósito elevado; la producción hidroeléctrica entre en juego cuando el agua fluye a un depósito inferior pasando por unas turbinas hidráulicas.
  • Es eficiente respecto a la ocupación física ya que, a diferencia de otras renovables, no requiere grandes terrenos.
  • El impacto global generado por las minicentrales hidráulicas es mucho más pequeño, y además es más fácil la mitigación y reducción de los impactos ambientales.
  • La explotación de la minihidráulica contribuye al mantenimiento de las cuencas hidrográficas, de los ríos.
  • Existe la oportunidad de que las plantas tengan varios aprovechamientos: combinar la producción de electricidad con sistemas de suministro de agua potable, canales de riego o áreas de recreo. Las minicentrales centrales se pueden integrar en un canal de riego mediante un ensanchamiento del canal o una toma lateral, y en sistemas de alimentación de agua potable con la turbina de generación de energía situada a la entrada de la estación de tratamiento del agua.
  • De manera muy gráfica, se plantean las ventajas ambientales de las pequeñas centrales hidroeléctricas: con 1 GWh de electricidad producido se consigue:
  • Suministrar electricidad a 250 hogares en un año
  • Ahorrar 22 ton de petróleo
  • Ahorrar 335 ton de carbón
  • Evitar la emisión de 480 ton de CO2

Acciones de la Administración local

  • Los plantas hidráulicas aportan una fuente de ingresos para los municipios donde estén situados del dinero recibido de impuestos, licencias municipales y uso de terrenos.
  • Con la meta fijada por el Gobierno en el Plan de Energías Renovables para 2010 de aumentar al doble la potencia instalada, la instalación minicentrales hidráulicas resulta una alternativa atractivas para territorios que tengan posibilidades de explotar fuentes acuíferas. Son las administraciones locales las capaces de adjudicar estos permiso para su instalación, producción y aprovechamiento.

Deja una respuesta