¿Qué resultados se deberán obtener?

Se obtendrán estimaciones sobre la cantidad, volumen y sobre la composición de los residuos. Estos datos junto a los datos de densidad demográfica, a las características de las actividades de los ciudadanos y la ubicación geográfica de la ciudad, servirán para una primera aproximación a ¿qué tipo de sistema de recogida se va adoptar? ¿cuántos contenedores de residuos domésticos se debe disponer? ¿a qué distancias puede situarse de los domicilios? ¿la frecuencia de la recogida? ¿ubicación y capacidad de vertederos? etc.

Clasificación de los residuos

Una vez que se han determinado las actividades más relevantes (en cuanto a la generación de residuos) y realizada la clasificación de los residuos (según lo que exija la norma o lo que pretenda la entidad local como objetivos en la gestión de los residuos) sabremos aproximadamente qué cantidades diarias o semanales se genera en los diferentes sectores de la población (en los domicilios habituales, segundos domicilios, en los parques, en los sectores de actividad económica, en el cementerio, etc).

Composición de los residuos

Se determinará la composición de los residuos, conforme a la clasificación establecida (que no necesariamente implica la señalada en la Fase I), específicamente la fracción de envases (tipos de envases plásticos, metales y bricks), la fracción de vidrio, papel y cartón, la fracción de materia orgánica, la fracción de escombros de la construcción, y de otros residuos especiales y tóxicos que se detecten. Factor muy importante para la adopción de medidas de recogida selectiva.

Valoración de datos

Con esta información se valorará y decidirá el sistema y frecuencia de recogida, por ejemplo, recogida mediante camiones de la basura o mediante recogida neumática.

Se decidirá sobre la instalación de contenedores para recogida selectiva. Interesa observar el tipo de edificación predominante, si se trata de edificaciones horizontales o verticales. Se determinará la existencia de segunda vivienda y las regiones de la ciudad y épocas del año (vacaciones) en que el volumen y cantidad de residuos aumenta, así se sabrá si la recogida tendrá que ser diaria, frecuente, semanal, etc.

Esta información, además, será relevante para calcular la capacidad de soporte en el tiempo de los vertederos así como su ubicación, dicisión nada sencilla. La consertación social y las compensaciones económicas pueden ser una vía de resolución de conflictos ambientales con la población.

Fase III: Toma de decisión más adecuada

Deja una respuesta