Si no puedes ver correctamente el mensaje ábrelo en tu explorador.

boletín informativo de Fundación Vida Sostenible
Núm. 113 – 11  de febrero de 2016

 

panel

 

Las cuatro Cs del acuerdo mundial por el clima

La presidencia francesa de la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático (del 30 de octubre al 11 de noviembre) ha pedido que el borrador del acuerdo, que se espera para octubre, reúna cuatro Cs: debe ser conciso, coherente, completo y comunicable. Por ejemplo:

Conciso

50% de energía renovable en 2030, 100% en 2040. No hay más que decir.

Coherente

Eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles.  Eso permitiría reducir las subvenciones para las energías renovables.

Completo

Cambiar toda la cultura energética de nuestro planeta, ahí es nada. Por ejemplo, declarando ilegal el derroche de energía.

Comunicable

Abandonamos la economía de la combustión, comienza la era de la energía limpia”. O así.

 

bola

 

Tres razones por las que París va a ser diferente

Ya llega la COP-París 2015, que tras los veinte fracasos precedentes quiere ser un éxito. ¿Podrá conseguirlo? Pues puede que esta vez sí. Hay algunas razones para ser optimistas.

Consenso total

Después de que la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia Católica, el Dalai Lama y el Simposio Internacional Islámico se han sumado al apoyo a un gran pacto mundial para combatir la amenaza climática. Esto por el lado de las religiones. Todas las demás organizaciones de la sociedad civil (salvo al parecer el Partido Republicano USA ) piensan más o menos lo mismo.

Precios

Suele ocurrir que la espera de  grandes cataclismos acabe con un decepcionante anticlímax. Este podría ser el caso de la energía que sustenta nuestro mundo, el petróleo. Desde hace tiempo autorizados expertos pintan el Oil Crash con negras tintas. No hay salvación. Las renovables no son la solución, pues su tasa de retorno energético es muy inferior al parecer a la del petróleo. También se aducen otras limitaciones de estas energías, como su necesidad de materiales muy raros y costosos para aplicaciones cruciales, como las baterías. Así que después de mí, dice el señor Petróleo, el diluvio. La MegaCatástrofe que barrerá nuestra civilización está a la vuelta de la esquina, en cuanto el petróleo se ponga a 500 dólares el barril y peleemos por las últimas gotas del precioso combustible.

Este horrible panorama contrasta con una especie de desinterés universal por el petróleo, que se traduce en precios de 50 dólares por barril o menos desde hace un año. Serios consultores explican el asunto por una conjunción de factores geopolíticos inextricables, pero la verdad es que muchos países, cada vez más, están abandonando su dependencia petrolera casi sin darse cuenta. Como muestra está España, un país industrializado de tamaño medio. Al ritmo actual de disminución, el petróleo supondrá en 2020 apenas un tercio del consumo total de energía primaria en nuestro país.

Verano infernal

Todos los meteorólogos coinciden: el verano de 2015 está siendo excepcional, con una manta de calor sin ningún resquicio que nos ha aplastado durante siete u ocho semanas. Cuando se les hace la Gran Pregunta, todos responden cautamente que el cambio climático y la ola de calor de 2015 no tienen nada que ver, son escalas de tiempo y sistemas distintos, etc. Lo malo es que, salvo Donald Trump y allegados, todo el mundo está convencido de lo contrario: de que el verano de 2015, lejos de ser excepcional, es una muestra de cómo serán todos los veranos de ahora en adelante. Menuda pesadilla. Hasta el líder mundial (o al menos europeo) más encallecido por el aire acondicionado de su residencia oficial se ha dado cuenta, y eso puede marcar una diferencia en París, como la llegada del borde del agujero de la capa de ozono a la vertical de la Casa Blanca, que provocó la inmediata aprobación del protocolo de Montreal.

 

coche

 

Tráfico pacífico

Después de la iniciativa de Valencia de reducir la velocidad del tráfico a 30 km/h como máximo en el centro de la ciudad, llegan las declaraciones de Inés Sabanés, concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, anunciando un ambicioso plan para “«evitar o reducir el uso del vehículo privado en la ciudad». Reducir la velocidad del tráfico reducirá el ruido, la contaminación y los muertos y heridos por atropello. En realidad es una cuestión cultural, como todo. La velocidad media del tráfico en el centro de una gran ciudad suele ser inferior a los 20 km/h. No hay más que evitar los acelerones y frenazos bruscos que tanto gustan a los conductores urbanos, y todo irá sobre ruedas.

 

heno

Situación de los biocarburantes en España

Según datos de APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables) desde 2007, a pesar de tener marcado como objetivo para el año 2020 que el consumo en biocarburantes sea de un 10% sobre el consumo de carburantes de automoción, España sigue lejos de conseguirlo, ya que los objetivos obligatorios de biocarburantes en nuestro país se rebajaron en 2013, de un 7% a un 4,1%.

En referencia a la situación del biodiésel, 15 de las 53 plantas que existen en nuestro país se encuentran cerradas definitivamente desde 2013, y las restantes están paradas o trabajando a escasa capacidad, por lo que peligra la inversión y miles de puestos de trabajo. Por otro lado el estado del bioetanol se ha visto afectado debido al descenso del consumo de gasolinas y también la reducción de objetivos. A pesar de ello, la producción de las cuatro plantas existentes en España logró incrementarse un 16% en 2013 con respecto a 2012, gracias a las exportaciones.

Por todo ello se prevé que las perspectivas de consumo de biocarburantes para 2020 sean un 20% más bajas que la media comunitaria de los países de la UE. Además, debemos plantearnos si este es el camino hacia un carburante más sostenible, a pesar de ofrecernos claras ventajas en cuanto a reducción de emisiones.  Si analizamos la obtención de la materia prima y posterior conversión a biodiésel o bioetanol, su ciclo de vida completo, el balance energético no resulta tan positivo.

Marta Espejo Rayo

Iniciativas y otras cosas

Una interesante iniciativa europea para que los ciudadanos podamos medir la contaminación con nuestro móvil

Informe Sostenibilidad en España 2014

 

Síguenos en:

Facebook LinkedIn Tumblr Twitter YouTube








¿Problemas para visualizar el mensaje? Ábrelo en tu explorador

La Fundación Vida Sostenible financia parte de su labor con aportaciones voluntarias. Colabora

Para información y comentarios sobre señalesdeSostenibilidad, por favor, envíanos un correo a esta dirección:

infoboletin@vidasostenible.com

Si no deseas seguir recibiendo este boletín, por favor, envía este correo electrónico:

bajaboletin@vidasostenible.com o pulsa el siguiente enlace: solicitar baja del boletín.

No es necesario que pongas asunto ni contenido.