Si no puedes ver correctamente el mensaje ábrelo en tu explorador.

boletín informativo de Fundación Vida Sostenible
Núm. 113 – 11  de febrero de 2016

 

tumblr_n2qsvbv6xd1rbnd77o1_1280

Hacia una aviación sostenible

El 110 aniversario del primer vuelo efectivo de un avión (cuando Wilbur Wright despegó, estuvo algo más de media hora en el aire, recorrió 24 millas y volvió al punto de partida, 5 de octubre de 1905) es una buena excusa para ver algunas tendencias interesantes en el largo camino de la aviación hacia la sostenibilidad. Sin ánimo de meternos en camisas técnicas de once varas, simplemente recogiendo lo que se dice por ahí.

tumblr_mj1tvjg8yt1rbnd77o2_1280

Aviones eléctricos

Ya vuelan algunos aviones eléctricos del tamaño de avionetas, tanto la NASA como Airbus tienen proyectos en marcha. El avión eléctrico lleva al límite los problemas que hacen tan engorroso el coche eléctrico, es decir, cómo comprimir la energía necesaria hasta obtener un ratio satisfactorio de más o menos 5 kWh por kilo. Ahora mismo las baterías más avanzadas están en 1 kWh/kg. Se parece mucho a lo que pasó en los primeros tiempos de la aviación: no se voló prácticamente hasta que se pudieron fabricar motores capaces de prestar un caballo con menos de un kilo de peso.

Lo bueno es que la aviación tiene una gran capacidad de estirar los límites de la tecnología. Con baterías de alta densidad energética, los aviones eléctricos podrían ser más grandes y volar a mayor distancia que las e-avionetas actuales. Airbus tantea el terreno con el proyecto VoltAir, con un avión llamado E-fan. Hace poco un E-Fan cruzó el canal de la Mancha, emulando el histórico vuelo de Louis Blériot el verano de 1909 (en realidad no es para tanto, el Canal se ha cruzado en un avión de propulsión humana, en 1978). Más interesante es el hecho de que otro avión eléctrico construido y pilotado por un particular hizo el mismo trayecto el mismo día que lo hizo el avión de Airbus. Parece que la propulsión eléctrica está en el aire.

 

1972-tristar

Aviones solares

Un avión capaz de volar por encima de las nubes tiene asegurado el suministro de energía solar. Con células fotovoltaicas de gran rendimiento por centímetro cuadrado y un sistema de baterías de alta densidad energética, un avión así tendría una envergadura razonable y, en teoría, podría estar volando sin límite (una idea mucho más fea de avión de autonomía ilimitada se planteó en la década de 1950: la idea era colocar un reactor nuclear en la panza de un bombardero B-36).

Los aviones solares de autonomía ilimitada no servirían probablemente para llevar carga ni pasajeros, pero sí para muchas otras aplicaciones interesantes, como teledetección, enlaces electrónicos, como una especie de satélites low cost. Lo más interesante es quién está metido en estos proyectos: empresas como Facebook y Google.

tumblr_m7bijpnoi41rbnd77o1_1280

Bioqueroseno

Casi todas las grandes compañías están experimentando con combustibles para sus aviones no derivados del petróleo. Las aerolíneas son grandes compradoras de queroseno, y contratan a largo plazo con precios pactados en complejas operaciones petrofinancieras, pues el combustible es un capítulo muy importante de sus gastos. Además de algunas iniciativas casi anecdóticas, como usar el aceite reciclado de freidoras, la vía más prometedora parece ser las algas. Se ha comprobado que de una hectárea de algas oleaginosas se pueden sacar unas 40 toneladas de fuel. El problema está en los costes de conversión, y los muy bajos precios actuales del petróleo no deben ayudar nada. Se investiga también el uso aéreo de los residuos agrícolas y forestales.

 

tumblr_n1tk46v99j1rbnd77o1_1280

Aviones gigantes

Emirates y Airbus aseguran que el A380 (el avión de dos pisos) consume queroseno a razón de 3,1 litro por pasajero cada 100 km. Eso entra de lleno en el rango de uso del coche (equivale a un conductor solitario en un híbrido muy eficiente, a un conductor con pasajero en un modelo eficiente medio, o a conductor con dos pasajeros en un coche más viejo). Es un dato muy bueno, que se puede ver desde dos puntos de vista principales.

Por un lado, incluso gastando poco más de 3 litros por /100 km, el consumo total de combustible por pasajero en un viaje típico de este avión (unos 10.000 km) es de más 300 litros, la décima parte del consumo total de energía al año de un ciudadano español. Por otro lado, 3,1 litros/100 km a 900 km/h se compara muy favorablemente con el mismo consumo a 20 km/h, 40 veces más lento, que es la velocidad media de un coche en ciudad.

En el extremo opuesto, los aviones regionales hacen lo que pueden para reducir su enorme consumo de combustible por pasajero, con proyectos como el Green Regional Aircraft.

tumblr_mj1tvjg8yt1rbnd77o3_1280

Aviones vs transporte terrestre de ultra-alta velocidad

¿Sustituirá el Hyperloop a los aviones en trayectos cortos? El AVE Madrid-Barcelona ya ha dado una seria dentellada a los puentes aéreos que sirven este trayecto de 600 km, uno de los más densos del mundo. ¿Qué pasaría con un proyecto que promete un rango de velocidad de 1.200 km/h? Podría sustituir a los aviones en un rango de dos o tres mil km, casi lo que hay de Madrid a Moscú.

tumblr_mj1tvjg8yt1rbnd77o1_12801

Ciencia ficción aquí y ahora: drones

Más o menos como sucedió hacia 1909, cuando el avión se reveló por primera vez como un trasto viable y prometedor, ocurre hoy con los drones. Una tecnología militar en su origen, ahora se venden en las jugueterías, se legisla sobre ellos, surgen empresas como setas, se dan cursos de piloto de drones, etc. Amazon y Alibaba quieren usarlos para entregas a domicilio. Algunas de sus aplicaciones son evidentes, especialmente la vigilancia aérea, pero hay otras que no acertamos todavía a detallar y que seguramente cambiarán nuestro mundo en los próximos años.

 

1959-dic-sdrd

Para desengrasar: ¿qué fue del coche volador?

Desde hace mucho tiempo, el sueño de una aviación popular, de un aeroplano por familia, ha tropezado con la dura realidad. Desde que Alberto Santos Dumont inventó en 1910 el Demoiselle, un ultraligero de cables y bambú que cualquiera podía fabricar en casa, se han sucedido las iniciativas. Ninguna ha tenido éxito. Recientemente han surgido algunas muy elegantes, que ya no son el “coche con alas” clásico, sino vehículos futuristas que Flash Gordon no habría desdeñado pilotar.

 

Iniciativas y otras cosas

Clean Sky, el tanque de pensamiento de la aviación sostenible en Europa.

 

Síguenos en:

Facebook LinkedIn Tumblr Twitter YouTube








¿Problemas para visualizar el mensaje? Ábrelo en tu explorador

La Fundación Vida Sostenible financia parte de su labor con aportaciones voluntarias. Colabora

Para información y comentarios sobre señalesdeSostenibilidad, por favor, envíanos un correo a esta dirección:

infoboletin@vidasostenible.com

Si no deseas seguir recibiendo este boletín, por favor, envía este correo electrónico:

bajaboletin@vidasostenible.com o pulsa el siguiente enlace: solicitar baja del boletín.

No es necesario que pongas asunto ni contenido.