Si no puedes ver correctamente el mensaje ábrelo en tu explorador.

boletín informativo de Fundación Vida Sostenible
Núm. 113 – 11  de febrero de 2016

Sacudida eléctrica en los hogares

fotovol

 

Nubarrones en el horizonte. La parte del sistema eléctrico dedicado a abastecer a las viviendas particulares va a dejar de ser la balsa de aceite que fue. El asunto es importante. Solamente en España, hay trece o catorce millones de hogares conectados a la red eléctrica. Los que pueden pagan religiosamente el recibo todos los meses y reciben energía a cambio procedente del famoso “mix” eléctrico de manera pasiva, sometidos a los vaivenes del mercado eléctrico.

Hasta ahora. La impresionante reducción de precio de los paneles fotovoltaicos y su creciente facilidad de instalación –ya se habla de pintura fotovoltaica, embadurnas un tejado, le colocas un par de cables y listo– hace que muchos ciudadanos se planteen colocarlos en la azotea y convertirse así en consumidores/productores de electricidad. Ante esta amenaza, la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), influyentísimo tanque de pensamiento, no ha tenido más remedio que publicar un estudio donde rechaza de plano tal posibilidad y la critica desde varios ángulos, en especial el ideológico. Es como poner puertas al campo. La figura del consumidor/productor ya es imparable, a pesar de peajes, penalizaciones y palos en las ruedas de todas clases.

Hay más señales inquietantes en el horizonte. Tesla (los fabricantes del supercoche eléctrico) está trabajando en una superbatería doméstica, capaz de almacenar energía para toda la casa. Los medidores de consumo eléctrico de unos pocos euros se venden cada vez mejor, y la gente está descubriendo que puede ahorrar mucho dinero apagando los  consumos ocultos que hay en todas las casas, como calentadores, stanbys variados, transformadores, etc. El consumo eléctrico o baja o no crece, no volverán los años del 5% de crecimiento anual. Por último, el concepto de casa de consumo cero está dando paso al de casa activa, capaz de producir más energía de la que consume.

El resultado final será, más pronto de lo que creemos, una red muy compleja y repartida, y por eso mismo muy segura, de millones de productores / consumidores conectados. Para sondear la implicaciones generales del asunto habría que contratar a una legión de catedráticos de sociología, economía, historia, etc. Pero seguro que no van a ser baladíes.

 

butano

Retrocesos energéticos: 25 años en el consumo, medio siglo en el confort energético

Los últimos datos de Eurostat muestran que en materia de consumo de energía volvemos a los años 90 del siglo pasado, 1990 en concreto. El último informe de la AOP (Asociación Española de Operadores de Productos Petrolífero) muestra estancamiento o muy ligeros crecimientos del consumo de combustibles petrolíferos en 2014 (tras varios años de desplome) y un impresionante descenso del consumo de gas natural de más de un 9%. Esto supone que nos acercamos a un retroceso general de un cuarto de siglo en el consumo de energía, con una mezcla energética bastante distinta, con más participación de las renovables.

 Mucho peor es que hay señales de un retroceso del confort energético, para un sector significativo de la población, de al menos medio siglo. Se ha relacionado un repunte de los accidentes con estufas de leña y braseros con el crecimiento de esta modalidad de calefacción, única  manera de combatir las elevadas facturas del gas y la electricidad para muchas personas. Y el consumo de butano, tras muchos años de descenso, vuelve a crecer porque muchas personas han finiquitado su contrato de gas natural y han vuelto a la bombona de butano, mucho más barata y que se paga en el acto. Todo eso es pobreza energética, algo inaceptable en un país que se supone civilizado y que produce energía a raudales.

 

fotovolalemania

Las renovables van al paso… en Alemania

 Alemania camina con paso firme hacia un sistema eléctrico renovable, a pesar de que le queda por recorrer mucho más camino que a España. A diferencia de este soleado país, el sistema alemán de aproximación a la energía sostenible no incluye bandazos legislativos, peajes penalizadores de la energía limpia ni ningún “déficit de tarifa”, una característica de nuestro sistema eléctrico desconocida en el resto del mundo. El 9 de junio de 2014 la mitad de la demanda eléctrica alemana se pudo atender con la sola producción fotovoltaica. Aunque usted no lo crea, el número total de horas de sol en Alemania es bastante inferior al de España.

 Por otra parte, no hay gran empresa que se precie que no tenga su plan 100% renovable. Microsoft, Google, Ikea, etc, siembran de paneles solares sus instalaciones. La última en unirse a este coro es Apple, la empresa más rica del mundo. Su jefe anunció hace unos días sus grandes proyectos solares. Tiene lógica, no van a alimentar sus sofisticados iPads quemando carbón. También se cree que esta empresa está poniendo a gente a trabajar en su car concept, eléctrico por supuesto, que se llamaría ICar.

 

Iniciativas y otras cosas

 Re-Planet

 La nueva revolución industrial

Solar Tradex: proyectos de autoconsumo solar

 

 

 

Síguenos en:

Facebook LinkedIn Tumblr Twitter YouTube








¿Problemas para visualizar el mensaje? Ábrelo en tu explorador

La Fundación Vida Sostenible financia parte de su labor con aportaciones voluntarias. Colabora

Para información y comentarios sobre señalesdeSostenibilidad, por favor, envíanos un correo a esta dirección:

infoboletin@vidasostenible.com

Si no deseas seguir recibiendo este boletín, por favor, envía este correo electrónico:

bajaboletin@vidasostenible.com o pulsa el siguiente enlace: solicitar baja del boletín.

No es necesario que pongas asunto ni contenido.