Si no puedes ver correctamente el mensaje ábrelo en tu explorador.

boletín informativo de Fundación Vida Sostenible
Núm. 113 – 11  de febrero de 2016

Especial 5 de junio, día mundial del medio ambiente

soviet5

Reportaje desde el siglo XXI

Con este título se publicó hace medio siglo un libro sobre las perspectivas de la ciencia soviética para el mundo del futuro, un tiempo situado aproximadamente en 2015. Ya estamos en ese año y podemos revisar  “Reportaje desde el siglo XXI” con perspectiva. Sorprende la cantidad de cosas que se daban por supuestas por entonces que hoy en día se discuten hasta en los bares en las pausas de los partidos de fútbol. Por ejemplo:

soviet3

La Era del Plástico

“¿Quien se detiene a pensar en la maravillosa transformación que se ha operado con el tronco del abeto, convertido en fino tejido de camisa?” A mediados del siglo XX las fibras sintéticas eran el progreso, y el plástico se consideraba mucho más interesante que el papel, la madera o el metal. “No cabe la menor duda de que los que vivan en el siglo XXI vestirán tan sólo vestidos artificiales, llevarán calzado fabricado a partir de cueros artificiales, se abrigarán con pieles sintéticas y los objetos que los rodeen estarán confeccionados con materiales artificiales”. En 2015 esta profecía se ha cumplido en buena parte, pero muy a nuestro pesar. Vestimos, calzamos y estamos rodeados de materiales artificiales, pero desearíamos vestir solamente algodón, lino y lana (a ser posible orgánicos) calzar zapatos hechos con cuero de verdad y que no hubieran añadido compuestos extraños y potencialmente tóxicos, como el bisfenol A, a la hojalata de las latas de toda la vida. Mientras tanto, la ofensiva contra las bolsas de plástico continúa.

 

soviet4

Alimentos sintéticos

“… las futuras fábricas de productos alimenticios artificiales, […] superarán considerablemente por su calidad, composición racional y asimilación a los productos naturales actuales”. Otra profecía cumplida plenamente, como se puede comprobar viendo un anuncio de cereales de desayuno que incluye en su composición “zinc y vitamina B6”. O los treinta y dos ingredientes que forman parte de los “nuggets” de pollo de una cadena de comida rápida. El problema es que cada vez más gente está de acuerdo con la regla de Michael Pollan: “No coma nada que su abuela no reconocería como comida”. El movimiento contra la comida artificial cobra más fuerza cada día que pasa.

 

soviet2

Energía atómica, de fisión y de fusión

Muchas páginas de “Reportaje desde el siglo XXI” están dedicadas a la energía atómica. Se daba por supuesto que el mundo estaría lleno de reactores nucleares, tanto de fisión como de fusión, desde unidades gigantescas dando energía a países enteros a pequeñas versiones alimentando casas y vehículos. Más de medio siglo después, después de Fukushima y Chernóbil, la cosa no está tan clara. Los minirreactores nucleares para los hogares no existen, y las grandes centrales están en entredicho, con grandes países como Alemania planeando cerrar todo su parque nuclear y el país más nuclearizado del mundo, Francia, arrojándose en brazos de las energías renovables.

 

soviet1

Torrentes de energía gracias al petróleo y el carbón

Exprimir hasta la última gota de petróleo y la última partícula de carbón era algo que se daba por sentado a mediados del siglo XX. Eran la energía fundamental y se suponía que lo seguirían siendo muchos años… como efectivamente ha ocurrido. En lo que nadie pensó es en el simpático gas conocido popularmente como ceodós, subproducto inevitable de quemar estos combustibles. Los autores del Reportaje desde el siglo XXI se asombrarían si supieran que el objetivo número uno de la tecnología energética actual,  al menos de cara a la galería, es evitar el vertido de CO2 a la atmósfera. O que cada vez se oyen más voces (incluyendo la muy autorizada de la Iglesia de Inglaterra) que piden que no lo quememos todo, que dejemos el petróleo y el carbón bajo tierra, donde no molestan a nadie.

 

sovietzz

Terraformación

Tal vez los capítulos más impactantes son los dedicados a “corregir los errores de la naturaleza”. Es decir, los desiertos, las zonas polares, etc. Por ejemplo, el dique del estrecho de Bering que se propuso muy en serio: una barrera de 85 km de ancho que impediría que las aguas heladas del Ártico vertieran al Pacífico, permitiendo así cultivar piñas en Vladivostok. Ya puestos, se planeó una inmensa central nuclear sobre el dique bombeando el agua más cálida del Pacífico al que debería llamarse Océano Ex-Glacial Ártico, convirtiendo la costa norte de Siberia en una Riviera.

Esta idea y otras parecidas por su magnitud no se pusieron en práctica, pero lo que sí se consiguió fue la aniquilación del mar de Aral, gracias a faraónicos planes de irrigación de los campos de algodón del sur la entonces Unión Soviética, actualmente Kazajistán y Uzbekistán. La consigna actual con respecto a la transformación del planeta a gran escala parece  ser “no tocar los mandos”, lo que explica el rechazo a los planes de fertilizar artificialmente los océanos a base de inyectar en ellos hierro y otros nutrientes.

sovietzzz

Teléfonos móviles y energía solar

“… un diminuto aparato, un transmisor-receptor de televisión individual que utilizan todos los habitantes del planeta. Sintoniza con la onda de su amigo y conecta la llamada. En la pantalla aparece el rostro conocido”. “Reportaje desde el siglo XXI” dedica el debido espacio a las llamadas actualmente TIC, tecnologías de la información y la comunicación. El teléfono móvil es descrito correctamente, aunque incluyendo una característica que actualmente no se usa apenas, la vídeollamada; no nos gusta ver la cara de nuestro interlocutor. (O más bien que vean la nuestra).

Que los coches del futuro serían eléctricos también se daba por sentado, ¿quién iba a imaginar que a la altura de 2015 casi todos los coches seguirían siendo de combustión interna, “como los de mediados del siglo XX”?.  También se habla de las energías renovables, de la solar principalmente, con esta hermosa frase: “… ¿por qué motivo el hombre ha de utilizar solamente las salpicaduras del poderoso torrente de la energía solar, recogiéndola gota a gota? [es decir, indirectamente] ¿Por qué no ha de poner su copa bajo esta cascada de energía, llenándola hasta los bordes?”. Pues en eso estamos.

Todas las citas de Reportaje desde el siglo XXI, de M. Vasilíev y S. Gúschev. Alianza Editorial (1971).

Iniciativas y otras cosas

Eltis
Observatorio de la movilidad urbana

Fossil Free
Campaña mundial para dejar de invertir en combustibles fósiles

 

Síguenos en:

Facebook LinkedIn Tumblr Twitter YouTube








¿Problemas para visualizar el mensaje? Ábrelo en tu explorador

La Fundación Vida Sostenible financia parte de su labor con aportaciones voluntarias. Colabora

Para información y comentarios sobre señalesdeSostenibilidad, por favor, envíanos un correo a esta dirección:

infoboletin@vidasostenible.com

Si no deseas seguir recibiendo este boletín, por favor, envía este correo electrónico:

bajaboletin@vidasostenible.com o pulsa el siguiente enlace: solicitar baja del boletín.

No es necesario que pongas asunto ni contenido.