My ocean is not a bin!

A partir de la primera revolución industrial el plástico ha pasado, paulatinamente, a formar parte de nuestro día a día. Está en todas partes e inconscientemente lo usamos para vestirnos, transportar y almacenar objetos, mobiliario, embalajes, material de oficina… La sociedad está cada vez más comprometida con el medio ambiente y las buenas políticas empresariales…